sábado, 30 de agosto de 2008

VIRGENES BESTIALES



Las monjas miraban con tanta atención al joven plomero, que para cuando éste terminó de destapar las cañerías unas eran menos vírgenes que otras.

3 comentarios:

petitapetitesa dijo...

Si de verdad existe la virginidad y no es un invento de algún enfermo del alma, su residencia esta en la mente y no en el cuerpo, lugar donde nadie puede ejercer control ni censura alguna.

Me encanto la historia.

Besos

siempreconhistorias dijo...

Y a mí. Me encantó también la idea-imagen escrita.
Saludos,
Izaskun

Mega dijo...

La tentación no entiende de hábitos. Sin duda ;-P

Besos desde Berlin